Manejo de pies y manos.

gabino

Moderador
Miembro del equipo
30 Diciembre 2002
5.880
83
48
Madrid
www.farriergabino.com
Acostumbrar a un potro al manejo de manos y pies es una de los principios básicos de la doma de cuadra.Sin duda alguna,la confianza del animal en el ser humano,ha de ser tan completa,que nos entregue sus defensas naturales.Un caballo que se deja coger pies y manos con total naturalidad,es un animal que confia en su cuidador.Esta conducta redundará en la facilidad y eficacia de acciones tales como limpieza y cura de cascos y el herraje, acciones que se repetirán cientos de veces a lo largo de la vida del animal.Además,todo ello contribuye a fomentar la nobleza y disciplina del animal.Se suele decir que un caballo que no se deja herrar,que no es “honrado”y que no se deben de esperar grandes satisfacciones por su parte.

Sucede que a menudo no es así ,y los animales presentan graves dificultades para poder acceder a sus cascos,siendo indispensable el uso de métodos de contención, a menudo violentos,que abocan al caballo a asociar el manejo de pies con dolor.Esto lleva irremediablemente a resabios de todo tipo,que ponen en peligro la integridad física del cuidador y la salud del caballo.Efectivamente,un caballo que se deja manejar pies y manos es un caballo al que no se le cuidarán y limpiarán los cascos,con todo lo que ello conlleva.Asimismo,la calidad del herraje disminuirá en relación a la indocilidad del caballo,pues para un herraje de calidad,es imprescindible que el caballo se esté quieto.El uso de tranquilizantes medicamentosos acarrea numerosos riesgos que a menudo no son lo suficientemente valorados,amén de su coste economico.

El caballo dócil al manejo de pies y manos es un caballo apreciado por el herrador,que no escatimará esfuerzos para hacerle un herraje impecable.Es un caballo que herrará con ganas,en tanto que el caballo difícil, siempre se pospone para ultima hora,y su herraje es a menudo,un herraje apresurado y de minima calidad.

Al herrador no se le puede pedir que arriesgue su persona en cumplimiento de su trabajo.Tampoco es un domador para enseñarle doma de cuadra básica al potro.Esta,es misión de propietarios y cuidadores.Por tanto,cuando requiramos los servicios del herrador,para herraje o recorte,debemos de entregarle un potro dócil y tranquilo.

Enseñar a un potro a dar pies y manos es facil,si se hacen las cosas con técnica y con paciencia.Entablar una pelea con un animal que no comprende lo que le pedimos,es una lucha de la que el hombre siempre saldrá perdiendo,debido a su menor tamaño y fuerza.El caballo es un animal que por naturaleza tiende a agradar al hombre.Tan solo basta con saber pedirle las cosas en un lenguaje comprensible para su mente.A menudo me preguntan los clientes como es posible que el caballo me de las manos y los pies tan fácilmente,en tanto que a ellos se les resisten.La respuesta es sencilla.”Todo consiste en que yo se la pido,en tanto que tu se la quieres coger”.

Hoy dia,sabemos que las antiguas técnicas de los herradores para enseñar a los potros el manejo de pies,están basadas en los mecanismos de conducta y de aprendizaje de los caballos.Asi,el mecanismo de aprendizaje del caballo difiere mucho del resto de los mamiferos.Un perro reacciona de una manera determinada a un estimulo previo ,porque asocia un premio posterior (galleta).Sin embargo,los caballos no reaccionan asi.Para el caballo,el premio no es la zanahoria,sino que el premio es la propia supresión del estimulo.Para un caballo,la comida no es premio,al contrario que para el depredador.Segun varios y famosos conductistas equinos,como Lucy Rees,Monty Roberts,Joshua Lyons y otros,cuando a un caballo le pedimos la mano y nos la da,el premio no es una zanahoria,sino el hecho de dejarle la mano en el suelo.Es lo que en doma natural se llama “supresión del estimulo”,seguido de una retribución positiva.Para un caballo,la retribución no es una zanahoria.Para un caballo la mayor retribución a un acto suyo es la caricia,la socialización, el saber que se siente aceptado por el compañero o por la manada.

Un caballo aprende en pocas repeticiones.A menudo son suficientes tres o cuatro repeticiones para que comprenda que es lo que se le pide.La base del manejo natural de cuadra consiste en pedir al caballo,y cuando este muestra la mínima intención de darlo,retribuirle efusivamente con caricias.Llevado al tema que nos ocupa,cuando pedimos a un caballo que nos de su mano,en cuanto nos la de,debemos de dejársela otra vez en el suelo y retribuirle con caricias.En cuanto se lo hagamos asi dos o tres veces,comprobaremos que nos complace con solamente tocarle la caña.Por eso es muy importante pasar de una mano a otra,de una mano a un pie,para no aburrir ni forzar al caballo.Paciencia y no querer conseguirlo todo en un dia es el secreto del éxito.A menudo,los potros se entregan dócilmente a un herrador al que no han visto en su vida.Es de suponer que a su cuidador habitual le consientan hacer de todo en poco tiempo.

En este articulo veremos paso a paso las técnicas para enseñar a nuestro potro a dar pies y manos,para limpiar cascos y para herrar.Es importante cuidar las posturas que se adquieren,pùes son producto de la experiencia de muchas generaciones de herradores.Estas posturas,ademas de preservar la salud de nuestra espalda y piernas,minimizan el pòsible riesgo de ser pateado por un animal resabiado o indócil.Es conveniente realizar cada ejercicio en todas las patas del caballo,es decir,ir cambiando de una a otra.Pretender empezar por una mano y terminarla es ocioso.Es mas interesante conseguir despegarlas del suelo una por una antes de pasar al siguiente paso.



El acercamiento al caballo es uno de los pilares básicos en los que fiaremos el resultado bueno o malo de la acción.Para un caballo es fundamental el contacto fisico.El caballo necesita sentir en su piel el contacto del individuo que se pretende su amigo,sea hombre o caballo.Cuando nos acercamos a un caballo debemos de hacerle sentir nuestra presencia,nuestro olor,dejarle que nos conozca y hacerle sentir mediante caricias que le socializamos,que aceptamos su compañía y que buscamos su amistad.Tratar de tocar al caballo desde lejos,con los brazos extendidos,es manifestarle una agresión.Aun guardando las debidas precauciones ante un caballo desconocido,procuraremos que nuestro hombro toque su cuello,a la vez que le prodigamos caricias en su pecho y espalda.No debiera de extrañarnos que algunos caballos traten de juguetear con sus labios.No se trata de una defensa,es simplemente su manera de corresponder a nuestra socializacion.

MANEJO DE LAS MANOS




Manteniendo las piernas fuera del campo de acción de las manos del caballo,le bajamos acariciando el antebrazo.No queremos que el caballo nos sorprenda con un manotazo o un rodillazo,tan frecuentes en los enteros.La mano libre,siempre la mantendremos retrasada,para poder reprimir un posible mordisquito en la espalda.





Continuamos descendiendo la mano hasta la altura de la caña.Alli,masajeamos los tendones flexores,presionando ligeramente.El caballo,generalmente no tarda en aflojar la mano.Aqui es importante retribuir al caballo con caricias,antes de continuar pidiendole la mano.El caballo asocia el relajar la mano con bienestar.

Las piernas siempre rectas.Jamás debemos de agacharnos ante las manos o patas de un caballo!!!!!





El caballo ya nos ha dado su mano.Si llegados a este punto nos la pide,es decir,nos la baja,se la dejamos sin retribuirle.Luchar con el,es imposible y contraproducente.Volvemos a pedírsela las veces necesarias.Cuando el caballo pèrmanezca unos instantes quieto con la mano levantada,entonces se la dejamos bajar y le retribuimos con abundantes caricias.Dejamos esta mano y hacemos lo mismo con la otra,alternandolas para no aburrir al caballo.





Tratar de levantarle la mano al caballo por la fuerza,tirando de ella hacia un lado,dandole patadas en la caña o empujándole hacia el lado contrario solamente produce un efecto contraproducente y revela prisas que acabaran en un caballo resabiado y posiblemente en un dueño accidentado.El caballo pesa mucho mas que tu ¡!!!!





Procedemos a limpiar la palma del casco con el gancho escarbacascos.La mano izquierda sujeta al casco,no al menudillo.En lo posible arrimamos nuestra rodilla para una mejor sujeción.El gancho escarbacascos siempre trabajara desde el talón a la lumbre,en el sentido que marcan las flechas.Mantenemos el casco del caballo a la altura de nuestra rodilla,en tanto que contactamos su antebrazo con el nuestro.Esta es una postura comoda para el caballo.





No se debe de emplear el gancho escarbacascos de adelante hacia atrás.En esta posición es facil herir al caballo en el fondo de las lagunas laterales de la ranilla.Si herimos al caballo,puede tener una reacción violenta y accidentarnos.El fondo de las lagunas de la ranilla es muy sensible ¡!!!

MANEJO DE LOS PIES

Las recomendaciones generales para el manejo de los pies no difieren demasiado de las manos.Existe la creencia de que los pies son peores de manejar que las manos,pero esto es un error.El caballo se muestra igual de sumiso o insumiso en manos y pies.Sucede que la mayoría de las veces,se tiene mas miedo psicológico a los pies,lo que el caballo nota enseguida.Nuestros movimientos en los pies se vuelven muchas veces torpes e inseguros.Transmitimos nuestro miedo y nerviosimo al caballo,que asocia el manejo de pies a desconfianza.





No obstante hay que ser consciente de que el caballo puede patearnos mas fácilmente con una de sus patas que con una de sus manos.Para evitar en lo posible o minimizar el riesgo de una patada,se debe de respetar la posición descrita en la foto.No cabe duda de que el caballo,aun asi,te puede alcanzar,pero de esta manera,.es como mas difícilmente te puede alcanzar.

Nuestro culo siempre pegado al codo del caballo y la pierna siempre recta,nunca flexionada.La mayoría de las veces el caballo que patea,desplaza su pie hacia delante y hacia fuera.Con toda probabilidad,su casco pasara por debajo de nuestro cuerpo sin alcanzarnos en la rodilla.Desde esta posición acariciamos el dorso y la grupa del caballo,a la vez que vamos descendiendo la mano hasta la altura del corvejón.Se debe de estar atento a cualquier signo de nerviosismo que pueda transmitirnos el caballo.Se dice que el herrador experimentado nota en su culo la tensión de los abdominales del caballo dispuesto a patear!!!!!





Una vez la mano ha llegado a la altura del tendón de Aquiles,justo por encima del corvejón,ejercemos una ligera tracción hacia nosotros,para ver hasta que punto el caballo acepta nuestra maniobra y nuestra presión. En la foto,como el caballo ya esta muy domado (gracias a su dueña) con solo hacerle este gesto ya relaja el pie, invitándonos a cogerselo.





Bajando por la caña,la mano debe de desplazarse por la parte exterior de la misma.Esta es la postura mas ergonómica.Tirar del pie del caballo hacia nosotros desde una postura tan forzada,es malo para la columna vertebral.Por ello,debemos de mantener la espalda lo mas recta posible para no forzar las vértebras y la musculatura lumbar.La cabeza siempre alta,para evitar un posible golpe.La mano siempre por fuera de la caña.Este es quizás el momento en que mas indefensos estamos ante el pie del caballo.






Nunca debemos de coger la caña con la mano en la posición que muestra la foto.Para coger la caña asi,debemos de girar el brazo hacia afuera,lo que nos empuja a debajo de la masa del caballo,nos hace bajar la cabeza y nos obiga a flexionar las rodillas,con lo que nos expone a accidentes y a lesiones.

Desde esta postura,si el caballo levantara el pie,nos golpearia directamente en la cara.Desde la posición correcta,nuestro propio brazo aleja el casco de nuestra cara.





Una vez el caballo nos permite levantarle el pie,le permitimos que se equilibre sobre sus otros tres pies.Esto,a menudo en potros es dificultoso y se les debe de dar el suficiente tiempo para acostumbrarse.Desde esta posición ya se le pueden dar algunos golpecitos en el casco con el gancho escarbacascos para observar su reacción y avisarle de lo que le pedimos.Llegados a este punto,es conveniente dejarle el pie en el suelo,retribuirle con abundantes caricias y pasar al pie contrario.



Poco a poco,sin brusquedades giramos nuestro cuerpo hasta meter la cadera bajo el corvejón del caballo.El peso debe descansar sobre nuestra cadera,nunca sobre nuestra espalda.Si el caballo nos pìde el pie,nunca se lo debemos de soltar de golpe.Se debe de procurar que la mano izquierda sea la ultima en separarse del caballo,pues esta mano es la que nos aleja del caballo,y por ende,del alcance de sus pies.





Jamás debemos de emprender una lucha estúpida con el caballo,lucha la cual estamos condenados a perder.Enfadarse,gritar,golpear o patear al caballo,no hará que nos comprenda,sino que le pondra mas nervioso e intratable.




Es muy importante tener en cuenta que cuanto mas pegados estemos al cuerpo del caballo,mas seguros estamos.Si mantenemos el contacto con el caballo,lo máximo que puede hacer es empujarnos lejos de si.En cambio,si estamos a cierta distancia,nos golpea con el extremo de su pie.A una distancia de un metro,una patada de un caballo es terrible ¡!!!





Si limpiamos los cascos al caballo desde una posición alejada,el caballo desconoce lo que le estamos haciendo, máxime cuando nos encontramos en uno de sus ángulos muertos de vision.Nuestro contacto es quien le dice al caballo que todo va bien y no hay problema.





Un caballo al que se le ha enseñado una manejo de cuadra correcto,es un caballo mas sano y mas valioso a los ojos de su dueño y a los ojos de quienes le tratan profesionalmente.El tiempo que se invierte en enseñar a un potro a dar correctamente pies y manos,no es ni mucho menos tiempo perdido.Es una de las mayores y mejores inversiones que podermos realizar en el animal.Es simplemente,cuestión de cultura ecuestre.


-------------------------------------------------------------------

AVISO;Para la realizacion de este reportaje no se maltrató a ningun caballo ni se utilizaron dobles en las escenas peligrosas.
 

gabino

Moderador
Miembro del equipo
30 Diciembre 2002
5.880
83
48
Madrid
www.farriergabino.com
Iris,se debe de tener en cuenta que te reportaje es una vision muy generalizada.Despues,en la practica,resulta que cada caballo es un mundo,y como seres vivos que son,tienen sus manias,sus dolorcillos,sus miedos.En la experiencia diaria se van viendo muchos caballos de muchas maneras distintas.Esto es lo que proporciona una especie de "ojo clinico" que te permite adivinar el comportamiento del caballo con solo verlo.Claro está que las sorpesas,en ambos sentidos estan a la orden del dia,y quien piensas que es docil,no lo es tanto,y otros,de mirada asesina,son verdaderos corderitos a la hora de herrar.

No se debe de consentir al caballo que se recueste sobre nosotros.Si le sostenemos,cada vez se recostara mas y mas.En este caso se le suelta el miembro rapidamente,lo que le desequilibra y le hace tambalearse.Asi aprende que si se recuesta,se cae...

Tambien se debe de tener en cuenta que muchas veces,al levantale un miembro,provocamos molestias en las rodillas o en la region dorsal del caballo.En este caso el caballo trata de adoptar una postura en la que le duela menos.Con estos caballos se debe de tener paciencia y poner de nuestra parte lo que se pueda.En caballos con dolores en la colunma,que les hace sufrir dolor al levantarle los pies,es aconsejable tranquilizarles un poquito,debido al efecto analgesico del tranquilizante.

Pero esto ultimo,siempre valorado conjuntamente con el vet.
 
Regístrate ahora y pasa a formar parte de la mayor comunidad de aficionados a los caballos en español.

Cuéntanos tus experiencias, o planteanos tus preguntas. Entre todos intentaremos ayudarte.

¡Y lo mejor de todo es que es grátis!