¿Una novata pupilando?

Troyónidas

Usuario nuevo
23 Mayo 2020
1
0
1
Buenas noches.
Hace tiempo que os sigo, pero nunca me había animado a escribir por aquí, pero creo que ha llegado el momento.
Para poneros un poco en antecedentes, os cuento. Soy una enamorada de los caballos desde siempre, supongo que como tod@s l@s que estáis aquí. Desde pequeña he ido a rutas y demás, pero no ha sido hasta ahora, que económicamente me van las cosas mejor, que me he podido permitir dar clases. Con 27 años creo que voy un poco tarde, sobretodo por el tema "miedos" debido a una mala experiencia, pero lo he cogido con muchas ganas y llevo un par de meses dando unas tres clases semanales. Mi nivel, como os podéis imaginar, es muy básico... Cambios de trote levantado a sentado, algunos ejercicios con barras de tranqueo muy básicos y tal... y estoy muy contenta con la evolución pero... (siempre hay un pero)

Por un lado está que no termino de entenderme con la profe, ya no tanto las maneras (que un poco también) sino que no entiendo muchas veces sus indicaciones y eso, en una clase grupal (nos pasa a más alumnos) es un desastre... además hay veces que crees que te está corrigiendo a ti y lo mismo está hablando al de detrás o viceversa. Otras veces, directamente, opino diferente. Es muy dada a asociar cualquier comportamiento del caballo a que "te toma el pelo" y, algunas veces será verdad, pero otras no estoy de acuerdo y no me siento cómoda con la idea de "castigar" algo que no considero, primero por empatía y segundo porque creo que un animal que te saca 400 kilos de peso no puede considerarte una amenaza
 

Hardin

Miembro veterano
26 Febrero 2015
837
167
43
Hola y bienvenida!

Si quieres ser campeona del mundo pues vas tarde con 27 años, sí..., pero si no tienes esa aspiración no hay ningún problema.
Además, yo creo que no importa tanto en llegar a un final....., tampoco hay final, sino en disfrutar el camino. Es el camino lo bonito, la experiencia de cada día y estar a gusto con el estilo de lo que se hace, eso es lo que debe llenar y la razón de ir a montar.
3 clases a la semana está muy bien para progresar, 2 es el número bueno ya, una es poco. Pero cada cual lo que pueda.

Respecto a la profe.
Si no gusta se puede tomar la decisión de cambiar, te buscas otra hípica observando clases en distintos sitios y escoges. Puedes ir un sábado a la mañana a una,. el domingo a otra, etc.., no hace falta preguntar, se observa, normalmente se deja entrar sin problemas ala gente en todas partes.
No hay obligación de seguir en el mismo lugar si no convence, el mundo está lleno de hípicas.

Sobre lo que dices unos comentarios:
1- Las formas.
Para mí son fundamentales, tiene que haber educación y respeto al alumno. No sé por qué en equitación abundan los y las falton@s. Un error.
Si van por ahí los tiros yo me cambiaría.
No se es mejor profesor por gritar o insultar más, todo lo contrario. Fuera maltratador@s
2- Correcciones en grupo
L@s profes suelen nombrar a quien corrigen, otras veces las correcciones son en general.., no sé
3- Opinar diferente respecto a tomar el pelo y demás.
La verdad es que los caballos son muy listos, nos entienden y nosotros a ellos a veces no.
ellos captan al jinete y a veces podemos decir que toman el pelo, pero para que no lo hagan no se "castiga", se comunica con el animal y se da instrucciones claras y oportunas, en el momento justo.
Pero todas estas cosas con ejemplos se pueden ver y debatir, si no es filosofía
 
  • Like
Reacciones: puiggros

Zoroastro

Miembro activo
20 Febrero 2017
130
26
18
Barcelona
Si empiezas en la equitación , verás que las cosas no son como pensabas , igual que en todos los demás asuntos en la vida .
Es lógico que te atraigan los caballos , animales fuertes y al mismo tiempo inseguros , pero muy curiosos .
Pero cuando montas , tienes que someter al animal a una disciplina y tú tienes que dirigir , y eso es a la fuerza , porque el caballo no tiene pasión por esta historia . Yo no me cambiaría por él .

Claro que uno antes veía un jinete montando muy bien , con armonía y tranquilidad , y parecía que el animal naciera para eso , pero no es así .
Utiliza las ayudas , la fusta , las piernas , y el caballo responderá mejor y cada vez con más prontitud con menos presión , que realmente es un objetivo de la equitación , o sea , que tus ayudas sean discretas , pero eso vendrá cuando el caballo entienda que no vas a ceder a su voluntad .
Todo esto es normal . Yo también sentía apuro de obligar al animal , pero no puedes pensar en él como una persona . El profesor ya ve lo que haces y te corregirá con el tiempo si te excedes , por lo que mencioné antes de volverse sutil con las ayudas , pero de momento , con tres meses no debes obsesionarte .

El trato con el alumno , es como tú dices . Acéptalo . Ellos dicen que les sería más fácil no decir nada , o hablar con serenidad , pero si gritan es para tu corrección . Te sientes humillado en tu caso por la novedad , pero lo llegas a asimilar .
Es parecido al trato de entrenadores de un equipo deportivo . Un coreógrafo de ballet no creo que sea más amable .
Otras veces hay profesores con gran experiencia , los dos en la pista , uno monta y el otro le corrige , y estallan en cólera , gritos , menosprecio . Pero son muy amigos .

Es cierto que a veces no sabes si te hablan a ti o a otro , cuando hay más alumnos . Esto se tiene que aceptar porque la equitación es muy acotada a poca afición y pocos centros ecuestres . No hay un horario perfecto para hacer grupos , y tener ponis o caballos grandes y mucha infraestructura que con la falta de aficionados nunca es ideal . Se hace lo que se puede . Quiero decir en términos de aficionado de recursos limitados . De lo poco que hay , uno tiene que acostumbrarse como puede . Seguro que un sitio te gusta o te conviene más que otro . Siempre puedes cambiar .

Bienvenida .