Caballos leyenda

Kelpie

Miembro veterano
31 Julio 2006
779
0
0
Mallorca/Córdoba
Hola!! Bueno, abro esto por si me podeis echar una mano... Tengo que hacer un trabajo y en él quiero hablar sobre caballos que han hecho historia en distintas disciplinas, pero por mucho que pienso se me hace difícil, ya sea porque me vienen a la cabeza demasiados o porque no me venga ninguno :D ... Así que me sería de gran ayuda que me dijerais cuales han sido para vosotros los mejores caballos de doma clásica, salto, raid, CCE, enganche... vamos, cualquier disciplina, la que más conozcáis cada uno :) Me haríais un GRAN favor...
Un saludo y gracias por adelantado ;)
 

apache

Miembro veterano
6 Mayo 2005
1.366
6
38
Argentina
Visitar el sitio
Native Dancer

"El Fantasma Gris"

A Alfred G.Vanderbilt, una vez le preguntaron si sabía como criar un gran caballo de carreras. Su respuesta fue "Sí, criando con un hijo de Discovery." La respuesta no fue tomada muy en serio, pero estaba basada en el hecho de que su semental Discovery fue uno de los más exitosos padres de madres en toda la historia, especialmente con sus dos más notables hijas, Miss Dinco, la madre del Caballo del Año de 1957, Bold Ruler, y Geisha, quién produjo al gran campeón Native Dancer, hijo del ganador del Preakness Stakes de 1945, Polynesian.

Native Dancer nació un 27 de Marzo de 1950 en Scott Farm, a las afueras de Lexington, Kentucky. Fue criado en Maryland, en Sagamore Farm, propiedad de Vanderbilt, y el gran tordo comenzó sus entrenamientos en California durante el Invierno y principio de la Primavera de 1952. Sus impresionantes trabajos en los entrenamientos atrajo la atención de muchas personas en su carrera de debut. Su entrenador Bill Winfrey manifestó a los periodistas lo siguiente:

"El tordo es el caballo más rápido que he entrenado en toda mi vida. Hace unos magníficos tiempos en los entrenamientos, pero lo increíble no es esto. Es el hecho que lo hace sin ningún tipo de esfuerzo. Parece como si se estuviera guardando algo para él."

En su primera carrera, en la Primavera de 1952, venció por 4 1/2 cuerpos en Jamaica, un 19 de Abril. En esta carrera las apuestas estaban 7 a 5, lo que significó el mejor dividendo que se pagó por una victoria de Native Dancer en toda su vida.

En su siguiente salida, sólo cuatro días más tarde, Native Dancer se hizo con el Youthful Stakes por seis cuerpos, siendo entonces parado para recuperarse de sobrecañas.

En Saratoga, Native Dancer venció en el Flash Stakes por 2 1/4 cuerpos, en el Saratoga Special por 3 1/2 cuerpos, en el Grand Union Hotel Stakes por el mismo margen, y en el Hopeful Stakes por 2 cuerpos.

Tras ganar fácilmente el Anticipation Purse, el campeón disputó en Belmont Park, el Futurity Stakes. Cerrado en el recorrido, el caballo atacó muy fuerte en la recta final, dando caza a Tahitian King, quién comandaba la prueba hasta ese momento, venciendo por 2 1/2 cuerpos, marcando un record mundial en los 1,300 metros, de 1:14 2/5.

Native Dancer finalizó la temporada con una victoria en el East View Stakes, obteniendo unas ganancias de Usd 230,495 en ese año, lo que significaba un record para un potro de dos años.

Estuvo imbatido en las nueve carreras que disputó a dos años, siete de ellas en carreras de Stakes. Native Dancer llamó más atención que ningún otro dos años desde Count Fleet, y fue la primera vez que un caballo con esta edad era nombrado Mejor Caballo del Año. Le pusieron el peso más alto (59 kilos) en el Experimental Free Handicap, el más alto que se había asignado a un dos años desde 1942.

En su temporada a tres años, el Fantasma Gris, como era llamado por sus fans, fue el principal favorito para el Derby de Kentucky, ganando antes de la disputa del Derby, el Gotham Mile y el Wood Memorial en New York.Para el Derby era el potro a batir, con el mayor favoritismo en apuestas por un caballo en esta carrera, pero sus fans se quedaron atónitos cuando Native Dancer fue batido por una nariz por Dark Star.

Partió mal en la salida, y tuvo un mal recorrido. Su jockey, Eric Guerin, fue culpado de la inesperada derrota del potro, siendo muy criticado por muchas acciones que tomó durante la carrera al verse continuamente encerrado en el recorrido y de hecho se dijo que,

"Eric llevó a Native Dancer por todos los lados de la pista excepto al cuarto de baño de señoras."

Native Dancer rápidamente enmendó su segundo puesto con una victoria por 4 cuerpos en el Withers Stakes, venciendo la siguiente semana en el Preakness Stakes, batiendo a Jamie K por un cuello. En su siguiente carrera en el Belmont Stakes, volvió a repetir victoria, batiendo al mismo caballo y por el mismo margen. El tiempo de Native Dancer en los 2,400 metros de la carrera fue de 2:28 3/5. Solo Citation y Count Fleet lo habían corrido más rápido anteriormente. Siguiendo con los clásicos, Native Dancer venció en el Dwyer Stakes por 1 3/4 cuerpos, dándole 5 1/2 kilos a Guardian II.

Era la mayor atracción de la televisión junto con Ed Sullivan.Cuando el gran jockey Eddie Arcaro manifestó que Native Dancer no era un "....gran caballo como Citation....", los fans del potro se enfadaron mucho con Arcaro, escribiéndole cartas en defensa de su gran héroe tordo.

Eric Guerin fue puesto a pie, y Vanderbilt habló con Eddie Arcaro para montar a Native Dancer en el American Derby en Washington Park. Los fans del Fantasma Blanco estaban ofendidos con la decisión de Vanderbilt, enviándole docenas de cartas para disuadirle de que Arcaro montara al caballo en el American Derby.

El dia antes de la carrera, Arcaro dijo si me baten en la carrera, sería "....el inútil más grande en vida." Le fueron dadas las instrucciones para no utilizar el látigo hasta la recta final y, preferiblemente lo menos posible, ya que dado el temperamento del caballo era mejor dejarle hacer las cosas a su manera.



En el American Derby, demostró su sentido del humor, rehusando correr hasta mediada la recta final, galopando a seis cuerpo de la estela de los lideres de la carrera y dando el correspondiente susto de muerte a su jockey, venciendo finalmente por 2 cuerpos.

Eddie Arcaro manifestó:

"Es todo lo que han dicho sobre él. Poder Absoluto es la única manera en que puedo describirle."

Antes de disputar el Travers Stakes, un grupo de fans despistaron a los guardas que vigilaban al caballo, y le arrancaron los pelos de las crines y de la cola como recuerdo. Era la primera vez que un caballo casi moría pisoteado por seres humanos. Una vez recuperado del incidente, Native Dancer se hizo con el Travers por 5 1/2 cuerpos.

La última carrera a tres años de Native Dancer se saldó con una nueva victoria en el Arlington Classic, en esta ocasión por nueve cuerpos. Tuvo que ser parado el resto de la temporada por una lesión en el casco.

Tom Fool fue votado Mejor Caballo del Año de 1953, después de llegar a ser el segundo ganador del Handicap Triple Crown, siendo el primero Whisk Broom II en 1913, teniéndose que conformar el Fantasma Gris con el título de Mejor Caballo de Tres Años.

Native Dancer viajaba siempre con un gata, llamado simplemente "Gata Negra", quién en el pasado solo había tenido gatitos negros. Cuando la gata parió su siguiente camada en la cuadra de Native Dancer, cada uno de los recién nacidos era gris. Cuenta la historia que el mozo del tordo, Les Murray dijo:

"Native Dancer es un caballo poderoso."

En 1954, el Fantasma Gris volvió a las pistas ganando el Commando Purse en Belmont Park. En el Metropolitan Mile, Native Dancer que portaba 59 kilos, viajaba a siete cuerpos del líder de la carrera Straight Face, quién solo portaba 53 kilos, dándole caza en la misma meta, y haciéndose con la victoria por un cuello. El tercer puesto fue para Jamie K, con 50,5 kilos.

Native Dancer estaba siendo entrenado para el Suburban cuando sufrió una lesión en su pata delantera derecha, dejándole fuera de competición durante tres meses. Cuando el caballo volvió a correr, se lesionó sobre una pista en mal estado mientras ganaba el Saratoga's Oneonta Handicap por nueve cuerpos, a pesar de que portaba nada más y nada menos que 62 kilos de peso, teniendo que ser retirado tras esta carrera.

La única carrera que no pudo ganar de todas las que disputó, fue el Derby de Kentucky en 1953, finalizando segundo tras Dark Star, y cuando él fue votado Mejor Caballo del Año, llegó a ser el primer caballo en lograr este título en dos diferentes años, de manera no consecutiva, conseguido con posterioridad exclusivamente por John Henry, en 1981 y 1984.

Muchas de las personas que estuvieron y trabajaron al lado del tordo durante su vida de carreras, comentaron que de no haber sido tratado cuidadosamente y con mucha paciencia, hubiera podido ser un caballo peligroso. Era conocido por tirar a sus jinetes con sus dientes, y solo cooperaba con ellos, cuando éstos se adaptaban al humor con el que el tordo se había levantado aquella mañana.

Su mozo en el stud, Joe Hall, pacientemente logró que Native Dancer se acercara a él cada noche cuando le llevaba su pienso. Una vez, el caballo estaba siguiendo a su mozo hasta el establo para comer su pienso, hasta que escuchó alguien que entró en su paddock, y comenzó a atacarles por todo el recinto. A pesar de su temperamento, Native Dancer amaba los gatitos con los que vivía en su cuadra, frecuentemente jugaba con ellos durante horas, y los humanos que él toleraba, era porque se comportaban con él de manera muy indulgente y comprensiva.

Muchas personas consideran a Native Dancer como el más grande caballo en la Historia Americana de las Carreras de Caballos, incluso superior a los legendarios Man o' War, o Secretariat.

Joe Hall dijo:

"Native Dancer, quizás ha sido el mejor caballo de todos los tiempos.Hubiera corrido con cualquier caballo de la historia de las carreras, y probablemente los hubiera batido a todos ellos - Man o 'War, Secretariat y al resto- mientras que nadie le dijera a él como hacerlo, y mientras le dejaran hacerlo a su manera."

En el stud, Native Dancer creó su propia línea como padre. Los nombres de sus hijos son casi todos ellos legendarios, incluyendo a Raise a Native, Kauai King, Dancer's Image y el clásico Inglés, Hula Dancer. Sus hijas incluyen a Natalma, la madre de Norther Dancer, y Shenanigans, quién produjo al campeón Ruffian e Icecapade.

Raise a Native, hijo de Native Dancer, fue también un excepcional semental, teniendo a Exclusive Native (padre de Affirmed y de Genuine Risk), Alydar (miembro del Salón de la Fama, semental líder de la estadística de 1990, y padre de los Caballos del Año, Alysheba y Criminal Type), Majestic Prince ( ganador en 1969 del Derby de Kentucky y del Preakness Stakes), y Mr.Prospector (padre de los campeones Conquistador Cielo, Eillo, Gulch, Seeking The Gold, Tank's Prospect, Fappiano, Afleet, Rhythm, Forty Niner,...).

Por su parte, Native Charger, hijo también de Native Dancer, fue el padre del excepcional Forward Gal, así como del ganador del Belmont Stakes de 1970, High Echelon, y de la buena yegua, Summer Guest.

En Noviembre de 1967, Native Dancer rehusó una zanahoria por primera vez en su vida. Instanteneamente, Joe Hall sabía que algo no andaba bien. Cuarenta y ocho horas después, un veterinario le diagnostico un tumor, y Native Dancer fue llevado a un hospital veterinario en Pennsylvania, donde fue operado.

Joe Hall estaba sentado a su lado en todo momento hasta que recuperó la consciencia. El tordo se levantó a las 5 de la mañana, y el shock del pos-operatorio hizo que su corazón se parara. Joe Hall llevó al Fantasma Blanco de vuelta a su casa en Sagamore Farm, donde fue enterrado al lado de Discovery. Native Dancer fue incluido en el Salón de la Fama en 1963.

De acuerdo a la leyenda, la guarida preferida del Fantasma fue Churchill Downs. Desde que su hijo Kauai venció la carrera en 1966, otros 15 ganadores del Derby de Kentucky han llevado su sangre, incluyendo a Dancer's Image (distanciado en 1968), Majestic Prince (1969), Affirmed (1978), Genuine Risk (1980), Ferdinand (1995), Alysheba (1987), Unbridled (1990), Strike The Gold (1991), Thunder Gulch (1995), Grindstone (1996), Real Quiet (1998), Charismatic (1999) y Fusaichi Pegasus (2000).

 

apache

Miembro veterano
6 Mayo 2005
1.366
6
38
Argentina
Visitar el sitio
Seabiscuit

Una Leyenda Americana
Seabiscuit se convirtió en uno de los purasangres de carreras legendarios en un tiempo donde el deporte y la sociedad lo necesitaban.

A dos años disputó nada menos que 35 carreras obteniendo sólo 5 victorias. Disputó 23 más a la edad de 3 años, triunfando en 9 de ellas, antes de que fuera adquirido por Charles y Marcella Howard tras vencer un reclamar en Saratoga, momento en el que el caballo cayó en manos del entrenador Tom Smith, y ese viejo cowboy supo como comunicarse con Seabiscuit como nadie podría haberlo hecho.

Smith recordaba haber visto un mes antes al potro en Suffolk Downs, y desde luego no estaba sorprendido que Seabiscuit estuviera cansado y aburrido después de correr tanto como lo hizo a dos años en las pistas de carreras.

Pesaba al menos 100 kilos menos de lo que debería ser su peso normal, tenía un fuerte temperamento, era un infierno antes de darse la salida, nervioso en su box, no comía, y se lo hacía pasar realmente mal a los mozos encargados de su cuidado. Estaba claro que Seabiscuit necesitaba relax, descanso y una oportunidad para relacionarse con las personas que le rodeaban. Smith cuidó como un niño a Seabiscuit con la esperanza de que un día Seabiscuit pudiera sacar su mejor potencial como buen nieto del gran Man o'War.

Para entrenar le puso vendas y protectores en sus patas, así como anteojeras, no sólo para entrenar sino también para correr, de tal forma que mantuviera su mente sólo en lo que debía tenerla, hacerlo y correr lo mejor posible. También le proporcionó una cuadra el doble del tamaño de lo normal, así como unos compañeros de cuarto, un perro extraviado llamado Pocatell, un mono araña conocido por Jo Jo, y un tranquilo caballo llamado Pumpkin. Una vez que Seabiscuit calmó sus nervios y sus males habían sido tratados, Smith decidió que ya era tiempo de que volviera a las pistas.

Eligió a Johhny Pollard como nuevo jockey de Seabiscuit, un ex-boxeador ciego de un ojo. Su carrera iba cuesta abajo cuando llegó a las cuadras de Smith en el Verano de 1936. Rápidamente Pollard conectó con Seabiscuit apodándole cariñosamente "Pops". Entre los cuidados que recibió tanto de Smith como de Pollard, Seabiscuit se convirtió en un nuevo caballo. El una vez neurótico y delicado animal, se convertía ahora en un amigable y sociable animal de carreras. Durante el resto del año, su entrenador y su jockey trabajaron con Seabiscuit corriéndole en pequeños allowance y pasando mucho tiempo con él enseñándole como debía de comportarse. A finales de 1936, Seabiscuit ganó el Scarsdale Handicap en tiempo record, para posteriormente marcharse al Oeste y vencer dos buenas carreras en California, marcando dos nuevos records en el envite.

La sesión como cuatro años de Seabiscuit en el año 1937 comenzaba en Santa Anita, donde triunfaba en su primera carrera del año, para después correr el prestigioso Santa Anita Handicap contra 17 rivales más. A falta de 200 metros para la meta, parecía que nadie podría superarle, sin embargo ni caballo ni jockey se dieron cuenta de la fuerza con que terminaba Rosemont, a quién Seabiscuit le había batido hacía un mes, ganándoles terreno metro a metro. Era demasiado tarde, Biscuit arremetió de nuevo, provocando la foto-finish, sin embargo había perdido la carrera por una nariz. Seabiscuit comenzaba a ser una celebridad.

Howard comenzó a dar publicidad y a promocionar a su caballo, corriendo con él en 17 hipódromos y 7 Estados diferentes e incluso yendo a México ese año. Corrió en la Costa Este y en la Oeste, ganando 11 buenas carreras, rompió cinco records mientras se convertía en el líder por dinero ganado de 1937, terminando sólo en una ocasión fuera de los puestos remunerados, aunque no fue nombrado Mejor Caballo del Año, ya que ese honor fue a manos del caballo negro de la Costa Este, vencedor de la Triple Corona Americana, War Admiral.

La temporada de 5 años de Seabiscuit comenzó con un duro golpe, ya que semanas antes de disputar por segunda vez el Santa Anita Handicap, su jockey Pollard se había lesionado de gravedad por un caballo, diagnosticándole que debería de estar al menos un año recuperándose antes de poder volver a montar a caballo.

Recomendó a su amigo y compañero, George Woolf para tomar las riendas de su querido Pops. Woolf, apodado "The Iceman", ha sido uno de los más grandes jockeys de la historia de las carreras de caballos, conocido por su sentido del paso, paciencia y por el tiempo que daba a sus monturas, exigiéndolas sólo lo justo para ganar por lo estrictamente necesario, conocía lo que montaba perfectamente bien.

En la edición de la carrera de 1938, Seabiscuit portaba 130 lb., dando a todos sus rivales hasta 30 lb. (13 kilos). Woolf sentía que tenía a su principal rival Stagehand batido, por lo que no exigió al máximo a Seabiscuit. Por desgracia, ese no era el caso y le batían una vez más por un escasísimo margen. Esa misma tarde en Florida, War Admiral había conseguido su décima victoria de manera consecutiva, por lo que el público clamaba por un duelo entre los dos caballos, ofreciendo Belmont Park una bolsa de Usd 100,000 por disputarse allí la batalla entre los dos más grandes en el mes de Mayo.

Ambos propietarios aceptaron la oferta, sin embargo debido a una pequeña lesión de Seabiscuit hubo que retrasar la cita para Junio y cambiar el escenario. Con las tribunas de Suffolk Downs a rebosar de público, Smith descubrió una lesión en la pata de Seabiscuit, no pudiendo participar en el tan esperado duelo. Una vez recuperado de la lesión, Seabiscuit se hacía con la victoria en la Hollywood Gold Cup en California, destrozando el record de la carrera a cada tranco que daba. Tras la victoria, Howard trajo de nuevo a su campeón a la Costa Este, para intentar de nuevo el duelo entre los dos más grandes.

En el Verano de 1938, Pollard comenzó a montar de nuevo. Una mañana, decidió montar un caballo para otro preparador en un entrenamiento rutinario, teniendo la mala suerte de lesionarse gravemente al caer del potro, golpeándose contra los palos de la pista. Tras verle un equipo de médicos, le dijeron que era probable que jamás volviera a caminar.



En Otoño de 1938, parecía que el gran encuentro finalmente tendría lugar. Alfred Vanderbilt, Presidente del hipódromo de Pimlico, quería a toda costa que la carrera se celebrara allí. No pudo ofrecer una gran bolsa de dinero pero sació la actitud de honradez de Howard y Riddle explicándoles lo bueno que sería para la carrera, que ésta se celebrara en su pista. Los 1,900 metros del Pimlico Special tendrían lugar el 1 de Noviembre de 1938, con una bolsa al ganador de Usd 15,000. Cada caballo portaría 120 lb. Ambos eran favoritos a su manera. Seabiscuit había conquistado el corazón de sus fans, mientras que War Admiral había capturado su dinero en las apuestas. Muchos predecían que War Admiral ganaría de punta a punta ya que Seabiscuit no era conocido por sus brillantes salidas, sin embargo todo cambió.

Smith entrenó a su caballo para que partiera como un rayo, primero acostumbrándole a escuchar y partir con el ruido de la campana, y tras ello, corriendo con buenos sprinters. Seabiscuit demostró al inicio de la carrera todo lo que había aprendido de como partir rápido.

El 1 de Noviembre, un record de 40,000 espectadores abarrotaban las tribunas de Pimlico para ver como War Admiral y Seabiscuit a las 16:00 horas iban a cumplir el sueño de los aficionados Americanos. Fueron juntos hacia la línea de salida, y con el sonido de la campana, a Seabiscuit le falto tiempo para partir como un tiro. Abrió un hueco de 2 cuerpos respecto a War Admiral hasta el poste de los 800 metros, momento en el que War Admiral comenzó a soplarle a su hombro, sin embargo Seabiscuit no le dejaba pasar, negándose a dejar el liderato de la prueba, guiñando las orejas a su rival, pero en ese momento War Admiral se puso una cabeza por delante. A pesar de los grandes esfuerzos que estaba realizando Seabiscuit, Woolf sabía que la victoria era de ellos. Arreó a su caballo un poco más y Seabiscuit se fue 4 cuerpos del precioso caballo negro, triunfado y terminando muy cerca del record del mundo de la distancia. Ese año, Seabiscuit fue nombrado Mejor Caballo del Año.

En Enero, en lo que era el comienzo de su sesión como 6 años, Howard de nuevo quería disputar con Seabiscuit el Santa Anita Handicap en lo que iba a ser el tercer intento del caballo en una carrera que sus propietarios querían ganar, sin embargo sería en otra ocasión, ya que el caballo se lesionaba gravemente de su tendón en una carrera preparatoria, en lo que parecía que iba a ser el final de su carrera.

Fue enviado al rancho de Howard, Ridgewood Ranch, y durante 9 meses estuvo descansando en el prado, mientras Pollard estaba allí con su querido Pops, recuperándose de varias operaciones en su pierna, cojeando y ayudándose de muletas para caminar. Una vez que el Seabiscuit dejó de cojear y Pollard comenzó poco a poco a recuperarse, empezó a montarle y a fortalecer a Pops para volver a correr juntos. A finales de 1939, el caballo parecía recuperado y Howard decidió intentarlo hacerle reaparecer en 1940.

A los 7 años de edad, tenía más del doble de edad que mucho de sus rivales, pero el equipo formado por Howard, Smith y Pollard creyeron en él, cuando no se conocía un caso de una vuelta a las pista de un caballo tras tanto tiempo fuera de la competición y con una lesión tan importante como la que él había tenido.

Fue determinante que Pollard lo montara, a pesar de tener que montar con un refuerzo de metal en su pierna lesionada, ganando el Santa Anita Handicap en una emocionante carrera, recibiendo una tremenda ovación a su regreso al recinto de ganadores por parte de los 70,000 espectadores que se habían dado cita en el hipódromo para ver a Seabicuit triunfar en la edición de la carrera del año 1940.

Seabiscuit partió bien y viajó en posiciones cómodas en el pelotón, sin embargo se encontraba encerrado y el pánico pareció adueñarse momentáneamente de Pollard, pensando que perderían la carrera, pero en ese momento un hueco se abrió y se fueron sin contemplaciones a la meta, a pesar que el campeón Kayak II les intentó poner en apuros, momento éste, en el que Seabiscuit le miró a los ojos, y bromeó un poco con él, mientras de dirigía triunfal a la meta. Marcó el segundo mejor tiempo de la historia de las carreras Americanas sobre 2,000 metros.

Tras la carrera Seabiscuit fue retirado, consiguiendo en seis temporadas 33 victorias sobre 89 salidas, terminando en 61 ocasiones en el podium, estableciendo 16 nuevos records en los hipódromos e igualando otro. Se había hecho con unas ganancias de Usd 437,730, valiendo su peso en oro para los Howards quienes habían comprado a Seabiscuit por Usd 7,500.

Seabiscuit fue enviado a casa a Ridgewood Ranch, sufriendo el 17 de Mayo de 1947 un ataque al corazón que acabo con su vida con sólo 14 años de edad. Fue enterrado en un lugar secreto del rancho con sólo un joven roble marcando su localización.

 

Hector Romero

Miembro
23 Enero 2012
27
0
0
origen_clip_image002.jpg


BUCÉFALO EL CABALLO DE ALEJANDRO MAGNO.

“El caballo ha sido muy importante dentro de la historia de la humanidad y ha acompañado al hombre desde épocas muy antiguas, pero dentro de esta enorme cantidad de caballos que contribuyeron paso a paso a forjar la historia moderna, hay algunos que ganaron fama al pasar de los años y que tiene un espacio privilegiado dentro de la memoria histórica”
Bucéfalo, nombre del caballo de Alejandro Magno, su nombre significa “Cabeza de Buey”, apodo que al parecer recibió el animal por el aspecto redondeado de su cara y la considerable anchura de frente, donde además resplandecía una mancha blanca en forma de estrella.
Bucéfalo fue la montura de Alejandro desde que este contaba con la edad de 12 años, a raíz de que lo conociera mientras presentará diversos caballos ante su padre el rey Filipo II de Macedonia para que los comprara, fue entonces, cuando, según narra la leyenda, el caballo comenzó a portarse tosco y salvaje, relinchando y lanzando patadas por todas partes, sin que nadie lograra apaciguarlo, fue entonces cuando el joven Alejandro solamente él, logró montarlo, en ese momento su padre pronuncio la frase célebre: “Hijo, búscate un reino que se iguale a tu grandeza, porque Macedonia es pequeña para ti”. Dícese que desde entonces, Bucéfalo permitió ser cuidado por los sirvientes de Alejandro, pero que sólo se dejaba montar por el.
Acompañó desde ese día a Alejandro Magno por toda su campaña en Asia, hasta que murió a los 30 años por las heridas sufridas en la batalla del río Jhelum en el año 327 A.C., Alejandro honró la memoria de la batalla fundando al ciudad de Nicea, “Ciudad de la Victoria”. Cerca de ahí, hacía el poniente, fundó la ciudad de Bucéfala, en honor de su noble caballo. Se cree que este sitio está localizado frente al moderno pueblo de Jhelum, en la provincia del Punjab, al noroeste del actual Pakistán.
 

Hector Romero

Miembro
23 Enero 2012
27
0
0
EL ORGULLO DE MEXICO



Dicen los expertos en este negocio, que nunca un pura sangre le podrá ganar a un cuarto de milla mientras corran en línea recta, salvo que se trate de un pura sangre excepcional y hablando de un caso excepcional, tenemos que recordar al formidable Beduino, un hijo de Romany Royal en Joe Ann Cat, criado por los señores Fernández. Que no figuró mayormente entre los pura sangre, ya que tenía un problema grande en los menudillos y al tomar las curvas se lastimaba mucho, por lo que no fueron pocas las carreras que perdió debido a que los últimos metros le pesaban mucho, pero su velocidad era manifiesta.





Justo Fernández Avila que había vendido al potro como añal, lo recompró mas tarde con la idea de correrlo sólo en línea recta y empezó a competir en los carriles con un éxito extraordinario. El tordillo venía de una línea de velocistas ingleses muy famosos, ya que su abuela paterna, Romany Belle era hija de Vilmorín y este a su vez hijo de Gold Bridge, ambos famosos por la velocidad que transmitían a sus hijos.
Nadie podía pensar que esas primeras carreras de Beduino en los carriles lo hicieron el azote de los cuartos de milla, al grado de convertirse en una leyenda y a la larga, en jefe de raza de estos ejemplares. Beduino ganó mucho mas dinero como semental que como corredor y son muchísimos sus hijos o nietos que aún corren en México y en la Unión Americana.

La reputación que fue ganando Beduino en los carriles después que venció a Iracundo, en 550 yardas y después a Gabalungo en 440, ambos cuartos de milla de mucha reputación, llegó hasta los Estados Unidos, donde están los mejores cuartos de milla del mundo, y en 1972, el ex jinete Ronnie Banks arregló un duelo entre Beduino y Chariwari, un cuarto de milla muy bien cotizado, que fue montado por Miguel Yañez, en tanto sobre Beduino iba su jinete oficial, Manuel Zavala Se hizo la carrera y Chariwari, tropezó, o se resbaló al partir y Beduino ganó sin problemas, pero como había un pretexto, se hizo otra carrera contra él, con los mismos jinetes y de nueva cuenta el tordillo salió victorioso, por lo que se armó una tercera entrevista, pero ahora trajeron al jinete oficial que montaba a Chariwari en los Estados Unidos, Charlie Smith Como se esperaba, el norteamericano saltó adelante, y Charlie Smith, asombrado, vió como en los últimos metros un fantasma tordillo, montado por Manuel Zavala, lo rebasó con increíble facilidad y todavía le sacó dos largos al cruzar la meta. La ruta fue de 440 yardas, distancia mucho mas apropiada para el cuarto de milla que para el pura sangre.


Banks se convenció de la calidad de Beduino, pero se quedó con la espina clavada y decidió buscar la revancha, por lo que interesó a los propietarios del que estaba considerado, en ese tiempo, como el cuarto de milla más rápido de los Estados Unidos, Come Six y el 24 de febrero de 1974 se enfrentaron en el Hipódromo de las Américas. La condición era "todo para el ganador" y también fue pactada en 440 yardas.


No fueron pocos los caballistas de Estados Unidos que vinieron a ver el duelo, y fue enorme la proporción de la apuesta, convencidos de que ganaría Como Six, basados en la creencia de que en línea recta, nunca un pura sangre podía vencer a un cuarto de milla.


La sorpresa para los visitantes fue enorme, Beduino, montado, como siempre, por Manuel Zavala, Venía un largo atrás del norteamericano a la altura del pizarrón y de ahí a la meta no sólo lo alcanzó, sino que le sacó un largo de ventaja. Su fama se extendió en toda la Unión Americana.


Los dueños de Come Six buscaron la revancha y se pactó para el 17 de julio de 1974 en el hipódromo Los Alamitos. Para ese entonces, Beduino había sostenido 53 carreras parejeras, de las que había perdido sólo tres.


La revancha no se llegó a dar, ya que , en los días previos a la confrontación, Beduino rompió el récord mundial de las 400 yardas e intempestivamente, Come Six "se lastimó" y no se dio la revancha, pero Beduino ya estaba en un rancho cercano a Los Alamitos, propiedad de Frank Vessels, quien finalmente se asoció con Justo

Fernández Avila y ahí se inició la historia de Beduino, como semental y la lista de sus hijos ganadores de stakes fue creciendo año con año, de la misma formas como crecía el precio que alcanzaron sus productos.. Es el único caballo nacido en México que se ha convertido en jefe de raza.


 
Regístrate ahora y pasa a formar parte de la mayor comunidad de aficionados a los caballos en español.

Cuéntanos tus experiencias, o planteanos tus preguntas. Entre todos intentaremos ayudarte.

¡Y lo mejor de todo es que es grátis!