Pánico al galope.

Limlilu

Miembro
30 Marzo 2012
31
0
0
38
Badajoz
limlilu.es
Buenos días. Os escribo porque ya nó sé qué hacer para superar esta historia... Siento un miedo atroz a galopar y no soy capaz de librarme del todo de él. Ojo, no es que no haya galopado nunca y piense que no puedo hacerlo, no, he galopado y me encanta pero soy incapaz.

La historia es la siguiente: empecé a montar con catorce años en una hípica militar. El primer día, nada más llegar, me dieron un caballo muy manso y empecé la clase al paso, como entiendo es normal. Pasado un rato, mi profesor me preguntó si me veía con ganas de trotar ya que decía que tenía muy buena postura y le dije que no, que no quería porque me caería. Me siguió animando y al seguir negándome, comenzó a achuchar al caballo que comenzó a hacer un paso más largo pero sin terminar de salir al trote, hasta que se acercó por detrás con una fusta y le soltó un fustazo para hacerlo trotar. Efectivamente, el caballo arrancó pero no al trote sino al galope y yo me caí con el tirón. No me pasó nada, me volví a subir pero temblando de miedo y a partir de entonces ya sí me dejó tranquila e ir al paso durante muchas, muchas clases hasta que fui capaz de trotar.

Pasado un tiempo en el que ya trotaba perfectamente, uno de los caballos que montaba me resultaba tan cómodo que sentí que podría animarme a galopar así que cuando llegaba la hora del galope, yo hacía trote largo y cuando lo sacaba, el animal solo y sin pedirle nada, galopaba de una forma suave y muy cómoda para mi, pero entonces venían las broncas del profe porque decía que me inclinaba demasiado, algo que puedo entender que pudiera hacer por la costumbre de echarme hacia delante al sentir la velocidad (adquirida por el hábito de montar en moto con mi padre desde siempre), que si las riendas esto, los estribos lo otro, siempre voces. Yo nunca terminé de soltar del todo porque mi miedo era perder el control del caballo, además, no sentía seguridad encima de la silla galopando pues tenía la sensación de botar demasiado y no agarrarme con las piernas prácticamente nada, y por parte del profesor sólo escuchaba lo malo.

Soy una persona de carácter, desde siempre, por lo que, desde esa primera caída el primer día, he sido yo la que ha marcado mi ritmo montando y si no quiero hacer una cosa, es no y no hay otra, con lo cual, durante esa época y mi corto avance, muchos que llegaron después que yo progresaron bastante más y yo siempre estaba en el mismo punto, algo que puedo comprender ahora, con el paso de muchos años, pudiera molestar a mis profesores pero es que conmigo lo del "lo haces porque yo te lo digo" no funciona y más cuando estoy encima de un caballo, un animal que en principio no va a hacerme nada malo pero claro, todo puede suceder y más cuando no tienes muy claro cómo reaccionar frente a determinadas situaciones.

Pues bien, las últimas clases que tomé en esa hípica, no sé si fue queriendo o sin querer, me dieron caballos que estaban fuera de mi alcance, caballos muy nerviosos que había visto cómo habían sido montados por otras personas que los habían controlado pero claro, jinetes de más nivel. Al subirme yo y ver que no podía controlarlos, me ponía muy nerviosa y muchas veces me bajaba antes de terminar mis clases, hasta que topé con la guinda del pastel: un pony al que todos llamábamos el "terremoto". Un caballo al que muy poca gente daban pues era igual que una bala con patas, la mejor forma de asegurarse una clase tranquila era darle un rato de cuerda antes de empezar porque el animal salía a pista pidiendo guerra. Y me lo asignaron a mi esa tarde. Misteriosamente no comenzó siendo una de mis peores clases porque el profesor tuvo la gran consideranción de no ponerme como cabeza en la tanda pero a la hora del galope, los jinetes que llevaba por delante desaparecieron y el pony comenzó a alargar el trote mucho, yo comencé a tirarle mucho de la boca para hacerlo frenar pero creo que eso empeoró todo. A eso sumemos el que una de las yeguas que estaba en pista estaba en celo, lo cual había provocado que algunos de los caballos estuviera muy inquieto ya desde el principio.

Pues el terremoto explotó, se desbocó y yo tuve una caída muy mala contra uno de los saltos, me golpeé fuertemente la cadera y cuando me puse en pie para salir de allí, me volví al suelo porque no era capaz de apoyar una de las piernas. Encima nadie se preocupó por mi, el profesor se acercó para ayudarme a levantarme y sacarme de la pista pero porque mi caballo estaba galopando como un loco por el picadero y era lo más recomendable, una vez estuve fuera, sin poder casi andar y muriéndome de dolor, nadie vino a preguntarme si necesitaba algo, por lo que yo misma me arrastré hasta el teléfono llorando para pedirle a mis padres que por favor fueran a recogerme porque no podía irme de allí en ese estado por mis medios.

Y no volví más. He estado diez años sin montar desde entonces.

¿Ahora qué ocurre? Pues que nunca he olvidado mi pasión por la equitación pero, como ya contaba en otro hilo, no he podido retomarla hasta el año pasado, que estuve tomando algunas clases en un club en Madrid, aunque el verdadero regreso ha sido ahora, que me he mudado a Badajoz y sí tengo tiempo, ganas y medios para ir cada semana a montar una hora. Llevo dos meses y estoy muy contenta. En la hípica en la que estoy actualmente, hay dos profesoras muy buenas, allí no se obliga a nadie a nada y no hay color entre el antes y el ahora. Durante estas semanas, he recuperado algo de confianza en mí misma y en que puedo hacerlo, también siento que lo enfoco desde otro punto de vista, el del "yo puedo" y me siento mucho más fuerte para actuar y dominar al animal. Bombardeo a mis profesoras durante las clases sobre si hago bien cada movimiento y, aunque algunos debo limarlos, ellas dicen que no debo preocuparme tanto porque monto bastante mejor de lo que yo pienso, y yo no me lo creo, ¡jajaja!

Ellas saben lo que me pasó porque se lo conté y me dijeron que no me preocupara porque sería yo misma la que se terminaría soltando y pidiendo el galope, y aunque creí que era una exageración, al mes de retomar las clases, fue justo eso lo que pasó, comencé a galopar, en el sentido de las agujas del reloj pues es en el que más cómoda me sentía con Sherkan, mi caballo. Pero, claro, hay que poder hacerlo a cualquiera de las manos, y un día mi profesora me pidió que galopara al sentido contrario, y yo me bloqueé porque a esa mano siempre he notado que no me agarraba tanto a la silla y le dije que me caería. Ella me dijo que no tenía por qué, que todo estaba bien y que debía intentarlo, pero yo ya comencé a ponerme nerviosa, a pensar que me caería seguro y mentalmente me cerré en banda, pero fui obediente, cambié al caballo de mano y galopé. Lo saqué en una curva, hice la recta a galope fatal y en la siguiente curva me caí. No sé muy bien qué ocurrió, yo sentí que no estaba sujeta a la silla y botaba tanto que, al dar la curva, el caballo giraba pero yo no y por eso me había caído, mi profesora me dijo que me había inclinado y por eso me había desequilibrado, algo que se me pasó totalmente porque desde que había comenzado de nuevo el galope, tendia justo a hacer lo contrario que antes, es decir, ponía la espalda recta e incluso algo echada hacia atrás, así que no me di cuenta de si eso pudo pasar o no. Afortunadamente no me ocurrió nada, un par de moratones y el susto, fin.

Sin embargo, vuelve a ocurrirme, ya no quiero galopar. Tras la caída, en la siguiente clase, a la hora del galope a la mano en la que simpre me he sentido cómoda, me pongo muy nerviosa. Saqué a Sherkan a galope pero no fui capaz más que de recorrer una recta y media de pista, a partir de entonces no lo he vuelto a hacer y tampoco lo intento. Ayer me pidieron que hiciera el galope sólo en recto y me negué rotundamente, no me puse nerviosa porque sabía que no galoparía pero simplemente digo no y es NO porque no.

¿Qué hago? Por favor, decidme algo porque ya no sé qué hacer, yo quiero avanzar pero mi mente se ha bloqueado de tal forma que no sé ya qué intentar para olvidar lo que pasó y lograr mi sueño, si esto no cambia jamás podré tener mi propio caballo...

El caso es que luego, si estoy yo sola sin nadie más, me siento más capaz pero claro, no voy a pedirles que me den a mi sola la clase, menudo morro.

En fin, soy todo oídos a lo que podáis contarme.

Un abrazo para todo el mundo.
 

lauri

Miembro veterano
26 Septiembre 2007
812
2
0
Si tu actitud es " no, porque no", pues evidentemente poco más que decirte.
Lo primero es cambiar la mentalidad, y luego ya vendrá lo demás...
 

Sila

Miembro veterano
19 Junio 2008
1.352
2
0
A veces la vergüenza es la mayor enemiga del miedo. Por vergüenza al qué dirán si no eres capaz de esto, te tragas tu miedo y haces lo que te piden sin problemas. Ese es el motivo de que alguas personas no progresen cuando tienen confianza con su profesor y empiezan a desobedecerle. Si vas con miedo al galope, tensas la cadera y te intentas agarrar con las piernas. Eso hace que saltes en la montura y que no cojas equilibrio. Hay que soltar la cadera y dejar que el caballo te balancee de adelante a atras, con las piernas caidas hacia abajo pero sin tnesión.

Haz caso de lo que te manden y te irá mejor. Y el que no se cae de un caballo es porque no se monta. Si te gusta este mundo tenlo en cuenta: las caidas tarde o temprano llegan, estan a la orden del día.
 

pole

Miembro veterano
7 Abril 2006
698
10
18
Huelva
Visitar el sitio
En tu situación casi me atrevería a consejarte que empezases desde cero, otra vez por el paso y despues al trote, para que cojas confianza, y a ambas manos, es decir, en los dos sentidos de la pista.

cuando te decidas a galopar, la primera vez te aconsejo que te metas en el picadero cerrado redondo, si es que lo tienen en tu hipica, y ahí le pidas al caballo galope. Muy suave, das unos cuantos trancos y vuelves al trote o al paso, unas cuantas vueltas, y de nuevo galope.

En el picadero cerrado no tendras que estar tan pendiente de hacia donde va el caballo, que se limitará a seguir el giro, sino de tu postura, que tendrá que ser relajada, como dice sila, y encajar el movimiento de atras a adelante con tu cuerpo, no agarrada de las piernas y con el culo saltando, ya que eso es lo que provoca que te caigas. Relajate, deja que el cuerpo haga "vaiven" y el culo no se moverá de la montura.

Te aseguro que cuando lo hagas varias veces no tendrás problema, ya que el trote es mucho mas dificil en cuanto a equilibrio y por lo que dices no tienes problema.

A ver como te va.

Un saludo.
 

apache

Miembro veterano
6 Mayo 2005
1.366
6
38
Argentina
Visitar el sitio
La verdad que no entiendo porque los profesores se molestan por estas cosas. He visto profesores obligar a sus alumnos a competir, alumnos que no están preparados, he visto la mitad de los alumnos de un profesor, dejar de montar porque cojieron pánico a los caballos, y a la otra mitad salir en ambulancia...

Tu eres la que paga y por ende la que decide, no ellos. Cuando tenía la escuela, uno de mis alumnos, adoraba montar, pero sólo salir de paseo por el campo AL PASO! y, cada mes y medio mas o menos le agarraba el ataque de que quería saltar ¿? así que saltaba una cruzadita de 30cm al trotecito. Y el me pagaba para eso, no había nada para enseñarle o corregirle porque manejaba los caballos a la perfección y tenía una postura envidiable. Pero tenia pánico a que lo presionaran, así que jamás lo presione. Estuvo montando un año al paso y mas o menos 5 veces que quiso saltar, un poquito de trotecito. Jamás galopo o hizo mas de 5 trancos al trote y, yo siempre respeté su decisión.

Tu profesora tiene que aprender a respetar tus decisiones y no por eso prestarte menos atención, que para algo le estas pagando. Deberías hablar con ella y explicárselo y asegurarte que lo entienda. Si no le gusta es problema de ella, no tuyo.
 

lauri

Miembro veterano
26 Septiembre 2007
812
2
0
No estoy de acuerdo Apache. Es cierto que un profesor no debe presionar a su alumno, pero sí exigirle. Especialmente cuando el profesor ve que el alumno es capaz de dar más de sí. El hecho de que pagues por recibir clases, sean de la actividad que sean, lleva implícitas una serie de responsabilidades, y una de ellas es dejarse instruir. Plantarse y obcecarse en el no, no ayuda a aprender, ni permite al profesor realizar su labor. Todo profesor busca que sus alumnos progresen, y no hay nada más frustrante e insatisfactorio para él que un alumno que no quiere aprender, o que no se deja enseñar, simplemente porque a partir de ese momento un profesor es ineficaz, e innecesario.
 

SiL

Miembro veterano
26 Enero 2004
4.653
69
48
43
Argentina
El problema aquí no es el galope ni la mano iz, el problema es mental.

No te caíste por que el caballo salio a galopa a mano izquierda, te caíste por que pensaste que te ibas a caer y te pusiste rígida. Al ponerse rígida te echaste para adelante recogiste los pies tratando de agarrarte y por supuesto en esa posición terminaste en el piso. Recuerdas al profe militar que te decía que no te eches para adelante y tu que si por que esa la pose que tomabas en la moto, en equitación esa posición echado para adelante con las piernas recogidas se la podría llamar jinete al piso.
No es no tienes agarre a mano izquierda, no lo tienen por que piensas que no lo tienes y te pones rígida.

Piensa que uno al principio no se da cuenta a que mano galopa el caballo así que puede que muchas veces estuvieras girando a hacia la derecha pero galopando a mano izquierda sin saberlo y como no lo sabias galopabas a mano izquierda sin perder ningún agarre. El agarre lo pierdes por que te tensas.

Ahora la posición si te sientes insegura NUNCA te eches hacia adelante por que es el comienzo de la caída, echa la espalda hacia atrás estira las piernas cargando el peso en los talones (como cuando bajas por una escalera de fierro que tu peso cae en el talón) y puedes echar las piernas un poco hacia adelante (no es lo correcto pero puede ayudar en un caso como este).

Lo que puedes hacer para ganar confianza es que te dan alguna clase a la cuerda, si es con una silleta de volteo mejor así te puedes agarrar al principio para sentirte segura, como no te tienes que preocupar por el control del caballo puede que te sea más fácil relajarte.

Como ya he dicho el problema no es que no puedas galopar, el problema es que piensas que no puedes.
 

Casey

Miembro veterano
13 Abril 2003
5.472
269
83
Hola Limlilu. Te comprendo perfectamente porque yo también he tenido que superar muchas veces miedos montando a caballo, y también después de malas experiencias como la tuya.

Tienes que luchar, por un lado, contra el llamado "efecto peatón", por el cual cuando nos sentimos inseguros encima de un caballo tendemos a hacer lo que haríamos "normalmente": encogernos, que provoca lo que ha descrito Sil (encoger las piernas, echarnos hacia delante). Esto es normal, nuestro cerebro reacciona rápidamente ordenando al cuerpo que haga lo que es mas seguro para evitar daños. Hay que "desaprender" esta reacción habitual y "aprender" la nueva. Aunque lo hagas por instinto cuando el caballo sale al galope tienes que ser capaz de reconocer que lo estás haciendo mal para rectificar y ponerte en la nueva posición de seguridad que se requiere montando. Con el tiempo se rectifica la reacción instintiva antes, hasta que llegue el día que sin darte cuenta la nueva postura será la que tu cerebro adoptará automáticamente incluso en caso de peligro.

Por otro lado, tienes los malos recuerdos de tus experiencias anteriores que hacen que te bloquees y que no puedas darte cuenta de lo pasa con tu cuerpo cuando galopas.

Yo lo que haría, lo que he hecho yo, es por un lado darte un tiempo para relajarte y adquirir confianza. Piensa que, si quieres galopar, llegará el día en que te puedan más las ganas que el miedo. Por otro lado, para cuando llegue ese día, tienes que aprender a "desconectar" tu cerebro, que es el que se interfiere entre tu voluntad de galopar y las reacciones de tu cuerpo. Tienes que aprender a identificar los momentos que te "imponen" mentalmente, los que te bloquean, y rechazarlos. Cuando sientas que en tu cabeza se acumulan los pensamientos negativos, simplemente pon la mente en blanco, o mejor aún, transformalo en un pensamiento positivo: YO HAGO ESTO PORQUE QUIERO. La voluntad también se entrena, como los abdominales, je je je... Al principio no hace falta que el reto sea muy grande, podría ser simplemente sacar el caballo al galope, galopar tres trancos y parar. Poco a poco verás que vas aumentando tu confianza en tí misma y tu control sobre el miedo. Créeme, cuando lo logras, puede llegar a ser adictivo, je je je.

Animo y ya verás que, con la voluntad que tienes, pronto estás galopando.
 
Última edición:

apache

Miembro veterano
6 Mayo 2005
1.366
6
38
Argentina
Visitar el sitio
No estoy de acuerdo Lauri, si un alumno viene el primer día y me dice que tiene cierto problema, que quiere montar a caballo pero que no lo presione, yo lo voy a respetar. No es el deseo de todos el progresar, algunos son felices simplemente andando al paso y si eso es lo que el alumno quiere y me paga para que le de clases al paso, pues yo lo voy a respetar, no tengo porque presionarlo.

Lamentablemente donde vivo, una escuela de equitación no es para nada rentable (menos si tienes una socia que te caga) pero durante el tiempo que tuve la escuela, ninguno de mis alumnos se quejó y se pusieron muy tristes cuando tuve que cerrar la escuela. Según sus propias palabras, porque en los demás hípicos los presionaban para llegar a una determinada meta y muchos solo querían hacer equitación recreativa.

Es muy cierto lo que dices que los profesores se frustran si el alumno no avanza o no quiere avanzar. Y precisamente la mayoría de mis alumnos me los mandaban esos profesores porque se negaban a seguir dándoles clases. Lo cual a mi me parece una falta de respeto hacia el alumno y hacia la persona.

Es distinto si viene un alumno que le tiene pánico a galopar y me pide que no importa como, pero lo haga galopar. Pero si me esta diciendo que tiene miedo y que se bloquea, lo único que voy a lograr presionándolo es que se vaya al piso, y si no se va al piso, el estres que tendrá que soportar, hará que el alumno no disfrute la clase y el objetivo es que lo disfrute.

Si mi alumno sólo se anima a galopar a una sola mano, pues lo deje que galope a esa sola mano, algún día solito, cuando se sienta seguro, empezará o no, a galopar hacia la otra mano. Yo no pierdo o gano nada, pero no voy a hacer que mi alumno pase un mal rato cuando se supone que viene a disfrutar.

Son opiniones, formas de enseñar y de ver la actividad, distintas.
 

Nanouk

Miembro veterano
3 Marzo 2003
1.024
0
0
Visitar el sitio
Casey, no habría sabido explicarlo mejor. También me he sentido así en varias ocasiones, y desde luego cómo lo describes es la mejor forma de ir desbloqueándose.

Saludos.
 

Limlilu

Miembro
30 Marzo 2012
31
0
0
38
Badajoz
limlilu.es
Muchas gracias a todos por vuestras palabras, no han caído en saco roto, os lo puedo prometer...

Este jueves cuando vaya a montar voy a hablar con mis profesoras sobre esto. Pese a lo que dice Lauri, mi postura frente al tema del galope no es nada cómoda, y para mi la primera pues no me gusta sentirme bloqueada y ni mucho menos me gusta "faltar" de esa forma a las monitoras, y más en presencia de otros alumnos, niños, que puedan tomar mal ejemplo. No es tan fácil ese "cambio" de mentalidad pero sí decirme que lo haga, es lo más sencillo...

Me siento fatal cuando digo que no quiero hacerlo porque siento que no puedo hacerlo y veo a los demás galopar, por dentro tengo un conflicto bastante feo porque por un lado me muero de envidia y los miro y pienso en lo fácil que parece pero a continuación pienso que en mi caso debo hacer algo mal porque no soy capaz, no controlo al caballo, boto demasiado, no me sujeto, no tengo equilibrio, me caigo... Y es que luego mis profesora me machaca y me dice que todo son tonterías, que lo hago genial y que mi culo va pegado a la silla y tengo un equilibrio perfecto.

Apache, entiendo a lo que te refieres. Algo que me han recalcado en mis clases es que no se obliga a nadie a hacer lo que no quiere, por eso, cuando un alumno llega nuevo se le pregunta hasta qué nivel desea llegar y hasta ahí se le prepara. Si es buen jinete, se le pregunta si no desearía avanzar más pero si se niega, se le respeta. Yo pedí que me prepararan para competición y para poder ser autónoma con mi futuro caballo el día de mañana y por eso debo seguir avanzando pero está claro que con mi bloqueo, no puedo, y tampoco quiero que mi profesora me diga que para ir en ese plan, es mejor que deje las clases...

Pole, en mi club no hay picadero redondo, ¡ojalá! Eso que dices de que me serviría de ayuda para estar más pendiente de mi y no de él yo también lo he pensado. Es más, he intentado estudiar mis movimientos cuando estoy galopando en pista normal pero tengo que andar muy pendiente de que el caballo no recorte ni se largue por donde le viene en gana, además de ir pidiéndole galope cada poco porque tiende a ir aligerando a ver si no me doy cuenta y cambia al trote si me despisto, y "tantas" cosas al mismo tiempo cuando lo que realmente deseo analizar es a mi misma, pues no puedo... Con lo cual, cuando siento que dejo de controlarme a mi, o a él, pienso "me voy a caer" y todo empieza a ir mal...

Sil, desde el primer día que llegué a esa hípica, he intentado lo que me aconsejas. Pedí a las profesoras que me dejaran empezar de cero pero, tras la clase, me dijeron que les parecía una tontería que quisiera partir de cero cuando se veía que sabía montar y que lo hacía bien. Normalmente soy cabeza de tanda siempre y los días que he estado haciendo las clases sin galope todo ha marchado bien, mi cabezonería ha empezado el día que yo misma pedí galopar porque no aguantaba más y sabía que podía hacerlo, y mi error fue hacerlo a la misma mano durante varias clases, por lo cual, al cambiar, me asusté y me caí. Me caí yo, ojo, no me tiró el caballo, eso lo sé desde el momento en que di con los huesos en el suelo, el pobre no tuvo la culpa pues no hizo nada malo, yo no di la curva con él, me agaché y me fui de cabeza.

El tema de que me den un rato de cuerda y, de ser posible, con una silleta de volteo, lo he pensado mucho en los últimos días. Se me hace muy cómodo montar a pelo de esa manera y me vendría muy bien para la postura y las piernas, aunque creo que no hay silleta en el club (lo preguntaré). Aún así, haya o no, el rato de cuerda espero que me lo acepten :)

Casey, mil gracias. Cuando decidí volver, decidí también que tenía que rectificar mi conducta a la hora de subirme ahi arriba y lo he medio logrado. Ya no me encojo como cuando recordaba la postura en la moto, al contrario, me llaman la atención porque dicen que me echo más para atrás de lo que debería pero prefiero eso a irme de morros. Las piernas reconozco que puede que no las controle y que al intentar agarrarle la panza con ellas, el movimiento me haga inclinar, trato de verlo desde fuera pero claro, no me he visto montar nunca, no sé si es eso lo que ocurre.

En fin, voy a tratar de aplicarme todos vuestros consejos, sé que puedo. Espero seguir pensando igual cuando me suba el jueves en Sherkan... He pensado que quizá debería pedir un cambio de caballo a uno que tenga el galope más corto, Sherkan es muy cómodo pero su galope es largo y he pensado que si lo vuelvo a intentar con otro caballo, puede que me haga sentir más segura y pueda volver a galopar con él. Trataré de hacerle caso a las profesoras y empezaré con galopes pequeños de una recta, y a la mano que más miedo me da, seguro que podré con eso...

Ya os contaré qué tal ha ido la clase, ojalá sean buenas noticias.
 

anabelinda

Miembro activo
20 Octubre 2010
86
0
0
hola :) ami me gustaría dar mi humilde opinión, creo que te podría ayudar mucho que tu profesora controlara al caballo desde una cuerda larga sin tu coger las riendas, como si dieses cuerda, para galopar a la mano en la que flojeas, tienes la ventaja de que puedes agarrarte a la silla y sentir mas seguridad, poco a poco creo que iras cogiendo el equilibrio y relajándote, luego empezaras a soltar una mano y las dos... solo te faltaría coger las riendas y por ultimo ir tu solita. Lo digo porque decir "yo puedo" es importante y necesario, pero con una ayuda extra te será mas fácil. Aunque des clases de tanda no creo que por diez minutillos o menos pase nada... espero que pronto puedas disfrutar :)
 

loka

Miembro veterano
4 Mayo 2005
277
0
0
Spain
Visitar el sitio
Hola,
yo, al igual que casi todos, opino que tu problema es más de cabeza que otra cosa, y eso es difícil superarlo, pero no imposible. Has tenido malas experiencias y es normal que tengas miedo, pero el miedo se te irá pasando poco a poco conforme vayas yendo a clase y no te pase nada.
Lo que dices de que no vas a pedirles dar clases tú sola no lo entiendo muy bien. Precisamente eso es lo que te hace falta, que te cojan unos cuantos días a ti sola y se te quiten esos traumas.
Da unas cuantas clases a la cuerda, sin estribos, etc... para perfeccionar tu asiento y tu postura al paso y al trote, cuando consigas una buena posición y un buen asiento será mas difícil que te caigas o te desequilibres, y cuando esto pase empieza a galopar, también a la cuerda al principio para que, como te han dicho, te centres en tu cuerpo y no en guiar al caballo.
Si como dices en tu hípica son gente comprensible no creo que te pongan ningún tipo de problema, a lo mejor te cobran algo mas caras las clases por ser particulares, pero yo creo que te va a merecer la pena.
Mucha suerte
 

Appaloosa

Miembro
3 Mayo 2012
27
1
0
Madrid
Hola guapa, lo primero ánimo que poco a poco lo superarás y lo recordarás como una racha, ya te han dado muchos buenos consejos.
Si dices que dando la clase tú sola te ves más capaz, porque no haces, al menos un par, tú sola? sé que es más esfuerzo económico, pero quien sabe, a lo mejor después de verte 2 horas galopando perfectamente, coges más seguridad.
Por cierto, no sé cómo aguantaste tanto en la primera hípica que cuentas! a mi me da ese susto el primer día el profesor y no vuelvo jamás!!!

Suerte :)
 

Limlilu

Miembro
30 Marzo 2012
31
0
0
38
Badajoz
limlilu.es
Bueno pues, después de dos clases, no puedo contar nada nuevo.

Hablé con mi profesora el tema de la cuerda y me dijo que, en su opinión, eso era peor y que si yo quería lo hacía pero que no le parecía buena idea porque si usaba la cuerda, el caballo iría al galope en círculos y para mí sería más complicado, y para él porque al galopar en círculo, aunque fuera amplio, estaría más incómodo y queriendo bajar a trote todo el rato.

En mi hípica no hay silleta de volteo así que tampoco puedo probarlo. Ya una vez lo hice y me fue muy bien, una lástima que no tengan porque me hubiera ayudado.

En la clase de ayer, cogí a mi caballo de siempre pero en la hora anterior lo ví botarse y tirar a la chica que lo montaba. Ella se subió de nuevo y siguió galopando y a últimas estuvo saltando con él. Cuando me tocó a mi, no me hizo ninguna jugada, fue bastante bien pero sí le notaba yo con ganas de arrancar así que cuando me pidieron el galope me negué en rotundo. La profe me dijo que no se botaría y que lo intentara, me dió un tiempo para ver si lo sacaba pero no pude. Con ese caballo siemmpre voy en cabeza de tanda, pedí galopar detrás del resto de mis compañeras para ver si, teniendo otro caballo delante, lograba sacarlo y tranquilizarme pero me dijeron que no podía poner al caballo "guía" el último, algo que no comprendo muy bien pero vale.

La semana pasada me dieron una yegua que no había montado nunca, bastante cómoda pero muy puñetera. La silla que llevaba era nueva y me encantó porque me agarré muy bien. La clase fue bastante bien, pese a no poderme despistar ni un segundo porque la niña estaba atenta a la mínima para ir por libre. A la hora de galope, mi profesora se montó en el caballo que habitualmente monto yo para hacerme galopar detrás de ella pero tampoco pude, el que la yegua pudiera liarme alguna me bloqueó totalmente.

Ayer mi profesora habló conmigo, y yo con ella. Según ella, no entiende por qué no puedo salir a galope cuando probablemente sea, de sus alumnas, una de las que mejor lo hace. Dice que voy muy pegada al asiento y que mi postura es perfecta, incluso me dijo que si quería, podría grabarme para que viera que no mentía. Yo le dije que mi problema es mental, que en cuanto oigo que me pide galope me bloqueo y no paro de pensar en que se me va a ir el asiento y me voy a caer. Al final le pedí que dejara de pedirme galope, que supusiéramos las dos que yo aún no hubiera galopado nunca y, al igual que lo hice la primera vez, dejara que volviera a ser yo la que lo hiciera por sí misma, creo que es lo mejor. Necesito volver a coger confianza con la silla y conmigo y, dado que estoy notando que cada vez tengo más agarre con las piernas, el día que me sienta "sentada" en condiciones, pasará, como ya pasó hace poco.

Es una lástima porque es tiempo no disfrutado pero bueno, no sé hacerlo de otra manera. Gracias a todos los que me habéis aconsejado e intentado ayudar, no olvido vuestras palabras.

¡Buen día a todos!
 

myt

Miembro veterano
18 Abril 2007
558
6
18
Asturias
Visitar el sitio
Limlilu, creo que tu no tienes ningún problema, el problema lo tiene tu profesora.

Para nada galopar en círculo es más complicado que en recto.

Si ella mantiene el caballo a la cuerda, es ella la que lo mantiene al galope y no tu, tu sencillamente vas encima.

Si otro caballo galopa el tuyo sale sólo, no entiendo como te dan el cabeza de tanda si tu no sabes galopar.

Su función como monitora es enseñarte, no forzarte ni obligarte.

En resumen??? Cambia de hípica, creo que estás tirando tu dinero, o mejor dicho, regalándoselo a "personas" que antes de dar clase, deberían aprender a hacerlo y a las pruebas me remito.....

Si no hay cinchuelo se compra que son 4 duros y un alumno lo necesita leches, para eso les pagas, para que te enseñen y te den lo que necesitas y punto.

Mucho ánimo y estoy segura de que poco a poco lo conseguirás, tranquila
 

amazonanas

Miembro veterano
28 Septiembre 2011
457
5
0
Ufff... poco más que añadir a lo dicho por myt.

El caballo guía suele ser un caballo que está hiperacostumbrado a ir el primero. Supongo que tu profesora tenía miedo de que si ibas detrás de otro caballo el tuyo se picara y se intentara poner delante y no pudieras controlarlo. Lo que no entiendo es por qué no te da un caballo normalito para galopar aunque sea un par de días, ¿o es que todos los caballos de esa hípica se botan?

Por otra parte no pienses que por ir al galope el caballo te la va a liar. El caballo te la puede liar al galope, al trote y estando parado. De hecho al galope no puede ponerse de manos y quieras que no eso es un punto xD.
 

Limlilu

Miembro
30 Marzo 2012
31
0
0
38
Badajoz
limlilu.es
Limlilu, creo que tu no tienes ningún problema, el problema lo tiene tu profesora.

Para nada galopar en círculo es más complicado que en recto.

Si ella mantiene el caballo a la cuerda, es ella la que lo mantiene al galope y no tu, tu sencillamente vas encima.

Si otro caballo galopa el tuyo sale sólo, no entiendo como te dan el cabeza de tanda si tu no sabes galopar.

Su función como monitora es enseñarte, no forzarte ni obligarte.

En resumen??? Cambia de hípica, creo que estás tirando tu dinero, o mejor dicho, regalándoselo a "personas" que antes de dar clase, deberían aprender a hacerlo y a las pruebas me remito.....

Si no hay cinchuelo se compra que son 4 duros y un alumno lo necesita leches, para eso les pagas, para que te enseñen y te den lo que necesitas y punto.

Mucho ánimo y estoy segura de que poco a poco lo conseguirás, tranquila


Gracias myt :) Me ha encantado tu respuesta. Yo también opino que el cinchuelo podría comprarse, ¿qué supone ese gasto para una hípica? Tonta soy yo porque ayer estuve hablando con el dueño y podría haberme acordado de habérselo pedido...

Sé galopar, y no me importa ir en cabeza de tanda porque, a no ser que me ponga de los nervios, puedo controlar a mi caballo y que haga lo que yo quiero, no lo que él quiera. Mi problema no es que no sepa galope y me estén obligando, al contrario. Mi problema es que aprendí a montar en una hípica que dejaba mucho que desear, hace muchos años, y tuve una caída muy fuerte galopando con un caballo que me dieron a mala leche mis profesores.

He estado muchos años sin montar y ahora llevo ya como dos o tres meses que he vuelto. En la hípica en la que estoy todo ha ido muy bien hasta que yo misma, por iniciativa propia y sin que nadie me dijera nada, empecé a galopar y todo genial hasta que un día me entró pánico y me caí, me mentalicé de que me caería y eso fué lo que pasó. Desde entonces, me agobio mucho cuando me piden el galope porque pienso que me caeré de nuevo y me pongo muy nerviosa. Nadie me obliga pero yo no puedo, me bloqueo y no puedo, me supera.

Mi profesora me ha intentado ayudar montando ella conmigo, preguntándome si quería galope a solas, si quería galope en grupo, si quería quedarme un rato a parte de la clase con ella, ... Pero nada. Lo de la silleta de volteo me hubiera ayudado mucho, la verdad, porque si yo pudiera olvidarme de las riendas un rato, sé que lograría avanzar ya que necesito concentrarme en mi asiento y, si tengo que estar pendiente de las riendas, de que no se baje a trote y de que no vaya recortando pista, no tengo tiempo para ver en qué fallo exactamente. Eso también lo quería lograr con la cuerda pero bueno, aqui cada uno tiene su opinión y sus métodos así que respeto que ella no lo considere adecuado, tampoco está descartado por completo, sigue siendo una opción que sigue estando ahí.
 

Limlilu

Miembro
30 Marzo 2012
31
0
0
38
Badajoz
limlilu.es
Ufff... poco más que añadir a lo dicho por myt.

El caballo guía suele ser un caballo que está hiperacostumbrado a ir el primero. Supongo que tu profesora tenía miedo de que si ibas detrás de otro caballo el tuyo se picara y se intentara poner delante y no pudieras controlarlo. Lo que no entiendo es por qué no te da un caballo normalito para galopar aunque sea un par de días, ¿o es que todos los caballos de esa hípica se botan?

Por otra parte no pienses que por ir al galope el caballo te la va a liar. El caballo te la puede liar al galope, al trote y estando parado. De hecho al galope no puede ponerse de manos y quieras que no eso es un punto xD.


Cierto amazonanas, eso mismo es lo que ella me dijo, que Sherkan debe ir el primero porque siempre lo hace y si lo pongo al final, entonces sí que sí no lo voy a parar si lo saco a galope.

El centro al que yo voy a montar sólo abre tres días a la semana. Yo monto el primero de esos días a segunda hora, por lo que hay algunos caballos que, después de tirarse cuatro días sin montar, a veces se botan más o menos. Lo cierto es que yo nunca he visto botarse a Sherkan, sólo dos veces, ayer y la semana en la que le esterilizaron, y me quedé un tanto alucinada porque es un caballo que de bueno parece tonto desde siempre, razón por la cual me lo "asignaron" desde el primer día. No sé, supongo que ahora que hace mejor tiempo y tal, tendré que acostumbrarme a que tenga más brío.

Mi miedo a que me la líe al galope es porque sé que no lo podré controlar. Al trote puedo porque no tengo ningún tipo de miedo si me hace un "extraño" ya que aprieto las piernas y de ahí no me mueve ni dios pero al galope, con mi bloqueo mental por la mala experiencia, símplemente con que él estornudara yo ya me cierro en banda, bloqueo la cadera y me voy de cabeza.
 
Regístrate ahora y pasa a formar parte de la mayor comunidad de aficionados a los caballos en español.

Cuéntanos tus experiencias, o planteanos tus preguntas. Entre todos intentaremos ayudarte.

¡Y lo mejor de todo es que es grátis!